Cuanto sufren…


Cuando ven que el final
de su vida terrenal
no está demasiado lejos
cuanto sufren los viejos.

viejos

Cuando sus propios hijos
los ingresan en un asilo
para que no le manchen el espejo
cuanto sufren los viejos.

Cuando en el sol de sus días
no encuentran ya alegrías
ni siquiera un reflejo
cuanto sufren los viejos.

Cuando recuerdan su vida
sus triunfos y sus heridas
sus gozos y sus complejos
cuanto sufren los viejos.

Cuando les rodea la oscuridad
en las noches de soledad
de negras pesadillas y miedos
cuanto sufren los viejos.

Cuando los días avanzan
sin ilusión ni esperanza
y les abruman los festejos
cuanto sufren los viejos.

Cuando contemplan el cielo
lleno de estrellas y luceros
y no pueden alzar el vuelo
cuanto sufren los viejos.

Cuando anonadados y perplejos
comprenden que importan menos
que un vulgar caramelo
cuanto sufren los viejos.

Cuando cualquier vil tipejo
puede con un solo dedo
hacerles besar el suelo
cuanto sufren los viejos.

Cuando se juegan el pellejo
porque notan que han perdido
el norte de sus sentidos
cuanto sufren los viejos.

Cuando no encuentran consuelo
y a su alrededor solo hay
sota, caballo y rey
cuanto sufren los viejos.

Ofloda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.