No te conocía


AÚN NO TE PERCIBÍA
Y YA ESTABAS AQUÍ.

NO TE OÍA, NI TE VEÍA
Y TÚ ESTABAS AHÍ.

TAMPOCO TE COMPRENDÍA
Y TÚ SEGUÍAS ALLÍ.

TE BUSQUÉ DE NOCHE Y DÍA
Y AL NO VERTE, YO CREÍ
QUE EN REALIDAD NO EXISTÍAS
Y CANSADO ME VOLVÍ.

PERO MI MENTE SEGUÍA
SÓLO PENSANDO EN TI
Y ES QUE EN MI ALMA SENTÍA
QUE SIN TI NO SE VIVIR.

MEDITABUNDO VOLVÍA
Y DE PRONTO YO TE VI.

TU ROSTRO NO RESPLANDECÍA
NI ERA BELLO TU PERFIL
Y EN TUS MANOS SÓLO HABÍA
UN MENDRUGO Y UN CANDIL
Y UNA VOZ QUE ME DECÍA
APIÁDATE DE MÍ.

AHORA POR FIN SABÍA
QUE TÚ ESTABAS ALLÍ
BUSCANDO MI COMPAÑÍA
ACERCÁNDOTE A MÍ.

CON LA POBRE SENCILLEZ
Y LA CALLADA HUMILDAD
CON QUE NACISTE EN BELÉN
POR AMOR A LA HUMANIDAD.

Ofloda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s