Amor de abuelo


ESTE VERANO EL SOL
ALGO NUEVO DIVISÓ
SOBRE LAS PLAYAS DE ROTA
NO ERA UNA GAVIOTA
NI UNA OSADA PALOMA
DESAFIANDO A LAS OLAS
ERA ALGO DIFERENTE
ALEGRE Y RELUCIENTE.

DESCENDIÓ DESDE SU ALTURA
BAJÓ AL CASTILLO DE LUNA
VIO LOS PINOS Y LAS DUNAS
EL ESPIGÓN, LOS CORRALES
LOS PADRES CON SUS CHAVALES
Y CHAVALAS ESCULTURALES.

LUEGO RECORRIÓ LA ORILLA
PUES DE ALLÍ LA LUZ SALÍA
MIRÓ ESTRE LAS SOMBRILLAS
Y LA LUZ NO LA VEÍA
HASTA QUE VIO A UNA CHIQUILLA
QUE POR LA PLAYA CORRÍA.

¡DIOS MÍO¡ ¡QUÉ MARAVILLA¡
ENTUSIASMADO EXCLAMÓ
Y SE POSÓ EN LA “COSTILLA”
Y A LA NIÑA CONTEMPLÓ
TRAS UNA PELOTA CORRÍA
CON FUERZA, CON ALEGRÍA
Y SU ABUELO LE DECÍA
“NO CORRAS TANTO, LUCÍA.

VIÉNDOLA TAN LINDA Y BELLA
TAN ALEGRE Y TAN MORENA
EL SOL DE PRONTO PENSÓ
QUE NO QUERÍA SER ESTRELLA
QUE SU LUZ Y SU CALOR
SERÍAN SÓLO PARA ELLA.

Ofloda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alegría, Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s