Margarita la coja


ÉSTE ES UN CUENTO MUY DIFERENTE
A ESE OTRO TAN CONOCIDO
DE UNA BELLA NIÑA INOCENTE
QUE LA ACOSABA UN LOBO.

COMO YA HABRÉIS ADIVINADO
MARGARITA TENÍA UN DEFECTO
LE FALTABA EL PIE DERECHO
Y COJEABA EN EXCESO.

SIN EMBARGO SU COMPAÑERO
EL INGENIOSO GATO CON BOTAS
SALTABA COMO UNA PELOTA
Y CORRÍA MUY LIGERO.

MARGARITA DISFRUTABA
VIENDO COMO EL SALTABA
AUNQUE A VECES SE REÍA
VIENDO COMO SE CAÍA.

EL GATO NO SE ENFADABA
PORQUE ÉL TAMBIÉN GOZABA
OYÉNDOLA REÍR TAN FELIZ
BAJO EL CHOPO DEL JARDÍN.

UN DÍA LE CONFESÓ ELLA
ME GUSTARÍA SALTAR COMO TÚ
LLEGAR HASTA EL CIELO AZUL
Y VER DE CERCA LAS ESTRELLAS.

EL GATO CON MUCHA TERNURA
LE ACARICIÓ EL NEGRO PELO
Y LE DIJO MIRANDO AL CIELO
“YO TE LLEVARÉ A LA LUNA”.

EL DÍA LENTAMENTE DESAPARECIÓ
LOS VELOS DE LA NOCHE LOS ENVOLVIÓ
Y UN SUTIL Y PERFUMADO ALIENTO
LOS ELEVÓ EN EL FIRMAMENTO.

CUANDO ABRIÓ LOS OJOS MARGARITA
SE ENCONTRÓ BAJO UNA BÓVEDA
ALTA Y TOTALMENTE ILUMINADA
POR UN SOL Y MILES DE ESTRELLAS.

DESCUBRIÓ QUE ERA LA LUNA
Y LA NOTÓ MUY TRISTE Y SOLA
SIN UN MAR SIN UNA OLA
SIN PLANTA, NI VIDA ALGUNA.

“AMIGO DÉJAME AQUÍ
QUIERO HACERLA FELIZ
Y YA NUNCA ESTARÁ SOLA”
LE DIJO AL GATO CON BOTAS.

EL GATO SE RESISTIÓ
PERO AL VERLA SONREIR
EN SU CORAZÓN SINTIÓ
QUE NO LE IMPORTABA MORIR.

Ofloda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Muerte y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s